Desmintiendo a los terraplanistas (5): ¿qué estamos respirando?

Entrada anterior.

A partir de aquí la cosa comienza a ponerse interesante, hasta cierto punto la pregunta tiene sentido y sus argumentos tienen algo de lógica, pero como veremos, son argumentos erróneos.

¿Cómo puede haber un sistema de presión alta pegado a un sistema de presión baja o negativa? (sin escalas de alto a bajo), la explicación oficial es que la gravedad sujeta el aire hacia la tierra, pero si yo tuviera que vaciar un contenedor a una fracción del vacío perfecto del espacio, dar vuelta y agujerearlo por debajo, ¿qué piensan que sucedería? pues bien, el aire se precipitará a llenar el recipiente, entonces, ¿cómo ha hecho este vacío mucho más débil para vencer la gravedad mucho más fuerte cerca de la superficie? cómo es que se puede calentar el aire y levantarse contra la fuerza de la gravedad? ¿acaso el aire no debería salir de la tierra una vez que el sol llega al aire?, si la gravedad es la única cosa que sostiene el aire en la superficie de la tierra contra la tendencia de los sistemas de alta presión de escapar a la presión negativa o baja, entonces, cuando el aire es calentado, y por lo tanto, es menos afectado por la atracción gravitacional, ¿no debería entonces rodear a la fuerza ejercida hacia una región de presión negativa?, si es como la opinión científica común sugiere: un sistema de alta presión puede existir a un sistema de presión negativa debería haber una frontera condicionando el equilibrio donde la fuerza que equilibre la presión iguale inversamente la fuerza de a gravedad, si no, cualquier cambio en las condiciones de alguno de ambos lados, distorsionaría el equilibrio, ¿acaso una columna ascendente de aire caliente no perturbaría esa “capa límite”?, entonces, ¿cómo es que estamos respirando ahora?

Debo desmentir dos cuestiones, primero, es falso que en el espacio exista un vacío perfecto.

Aunque se supone que el espacio exterior ocupa prácticamente todo el volumen del universo y durante mucho tiempo se consideró prácticamente vacío, o repleto de una sustancia llamada éter, ahora se sabe que contiene la mayor parte de la materia del universo. Esta materia está formada por radiación electromagnética, partículas cósmicas, neutrinos sin masa e incluso formas de materia no bien conocidas como la materia oscura y la energía oscura. De hecho en el universo cada uno de estos componentes contribuye al total de la materia, según estimaciones, en las siguientes proporciones aproximadas: elementos pesados (0,03 %), materia estelar (0,5 %), neutrinos (0,3 %), estrellas (0,5 %) hidrógeno y helio libres (4 %) materia oscura (aprox. 25%) y energía oscura (aprox. 70 %); total 100,33 %, por lo que sobra un 0’33 % sin estimar. La naturaleza física de estas últimas es aun apenas conocida. Solo se conocen algunas de sus propiedades por los efectos gravitatorios que imprimen en el período de revolución de las galaxias, por un lado, y en la expansión acelerada del Universo o inflación cósmica, por otro.Fuente: Wikipedia.

Segundo, es falso que no estemos perdiendo atmósfera, de hecho, se estima que estamos perdiendo unos 180 kilos de hidrógeno y unos 3 kilos de helio ¡POR MINUTO!, bueno, tampoco hay que ser alarmistas, pasarán varios millones de años antes que nos quedemos sin atmósfera, sí que, por ahora, no hay de que preocuparse, les recomiendo esta charla muy instructiva al respecto.

También se conocen algunas de las razones por la que perdemos atmósfera, una es (mira que casualidad) el calor solar, todo cuerpo necesita una fuerza de empuje para escapar de la gravedad terrestre, como sabemos los átomos se mueven constantemente pero la velocidad que tienen no es suficiente para escapar, esto cambia cuando estos átomos se calientan por el sol, su velocidad aumenta y logran escapar al espacio, otras razones por las que se escapa nuestra atmósfera están muy bien explicadas en este blog.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: