Desmintiendo a los terraplanistas (7): ¿Por qué el “horizonte artificial” de un avión no rota hacia atrás durante un vuelo recto y nivelado?

Me he tardado un poco con esta parte, pero lo cierto es que no tenía muy claro el funcionamiento de un horizonte artificial, así que tuve que hacer algo de investigación al respecto.

El horizonte artificial está basado en el giroscopio, y cuando el giroscopio gira, resiste al movimiento existente fuera de su eje de movimiento

Entonces, el horizonte artificial es esencialmente un giroscopio (montado en cardanes) que permite mantenerlo derecho mientras el avión gira, si el avión vuela recto y a nivel y rodea la curvatura de la tierra, el giroscopio del horizonte artificial permanecerá derecho con respecto al lugar donde fue ejecutado primero y el indicador tendría que volverse hacia atrás, ahora bien, yo le pregunté esto a los pilotos del último vuelo en el que estuve y ellos me respondieron que el horizonte artificial tiene GPS y electrónica sofisticada y que el indicador dependía solamente de en qué parte de la tierra ellos se encuentran, pero cuando pregunté como lo fabricaban me describieron un dispositivo mecánico, sin GPS, sin electrónica, ellos nunca cambiaron el modelo básico anterior al avance de la electrónica, entonces, ¿por qué el “horizonte artificial” no se mueve hacia atrás cuando rodean la curvatura de la tierra?

Pues mira, a pesar de la forma tendenciosa en que lo plantea, la pregunta tiene cierto fundamente, en efecto el funcionamiento del giroscopio es como se describe, al final me ayudaron en un grupo de escépticos al que pertenezco y me dieron este enlace donde se explica, además del funcionamiento del horizonte artificial, el método de corrección que se usa al respecto.

Si el eje de rotación del giroscopio se inclina y deja de estar perpendicular a la tierra, el alojamiento del giroscopio se inclinara con el. Pero como las cuatro aletas pendulares siguen colgado verticalmente por la acción de la gravedad, su movimiento relativo causa una mayor apertura de una de las ranuras y el correspondiente estrechamiento de la ranura opuesta. La desigual salida del aire que resulta actúa como un chorro de aire que impulsa a la parte inferior del alojamiento del giroscopio en dirección contraria al chorro. El movimiento resultante o precesión de la parte inferior del giroscopio le obliga nuevamente un posición vertical. Según se va aproximando a la posición vertical, el aire empieza a escapar por igual por ambas ranuras y no existe fuerza que no este equilibrada.

La fuerza centrifuga debida a los virajes, a la aceleración y a la deceleración desplazara las aletas e introducirá un falso de precesión. Por ello, durante los virajes (descoordinados o coordinados) la barra del horizonte se desplazara ligeramente en cabeceo o en inclinación lateral. Estos errores rara vez exceden de 3,4 grados, lo que tiene una importancia insignificante para el piloto habituado a usar el instrumento.

Y así es como funciona el sistema de corrección de un giroscopio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: