El mundo oscuro. Capítulo 5

005– Hola Val, tiempo sin verte.
– Hola Marco, ¿cómo has estado?
– Pues aquí, un día a la vez, ¿y tú?
– Bastante bien, disfrutando la vida.
– Es bueno saberlo – Marco sonrió, estaba feliz de verla otra vez.

Val y Marco estaban sentados en una pequeña fuente de soda, disfrutando un bizcocho y una merengada de chocolate mientras charlaban.

– ¿Y como ha sido el camino a través del mundo oscuro? – Pregunto Val.
– Hasta ahora no he tenido mayores problemas, pero han habido partes que me han planteado un verdadero reto emocional, aunque igual he sabido superarlo, por cierto, que nombre más original el de mundo oscuro, tenías la imaginación a tope en ese momento – ambos se rieron por el sarcasmo.
– La verdad no es algo a lo que quería ponerle mucho empeño – Replicó Val – Simplemente ha sido la única constante en un mundo que resultaba ser diferente cada vez que lo he visitado.
– Entonces el mapa que me dejaste no es necesariamente el camino que tenia que seguir, eso me di cuenta cuando llegamos a un punto que no habías marcado, por cierto, no estoy solo en el camino, me acompaña una criatura bastante extraña que dice que debe guiarme, aunque aun no termino de fiarme de el.
– Así es Marco, el mapa que te dejé no muestra un camino a seguir, solo marqué los puntos importantes por donde yo he pasado y alguna pequeña guía para que estés preparado por si debes pasar por allí, y si, por lo general puedes tener una o varias criaturas que te acompañen en tu camino que solo encontraras cuando realmente la necesites, te aconsejo que confíes en el, ya que será el único soporte que te mantendrá vivo y cuerdo durante tu viaje.
– Tienes razón – asintió Marco – El tiempo que pasé antes de conocerlo fue muy difícil para mí.
– Y antes de irme tengo que decirte esto, lo has hecho bien hasta ahora y estoy segura de que llegarás al final del camino sin mayor problema, pero desde ya debes ir pensando en que esperas encontrar, porque es probable que la salida que buscas no sea la que encuentres y al final cometas la tontería de quedarte encerrado allí, espero que podamos encontrarnos de nuevo – se levantó de su silla, se acercó a Marco y tomando sus hombros lo comenzó a sacudir – Despierta Marco, despierta…

Marco abrió los ojos, seguía en el mismo sitio donde se quedaron a descansar, Elpi era quien lo sacudía para despertarlo.

– Ya descansamos por bastante tiempo, ahora comamos que hay que seguir caminando, ya estamos cerca de nuestro siguiente destino.

Entonces todo fue un sueño, pensó Marco un poco decepcionado, pero en su boca sintió un muy ligero sabor a chocolate, sonrió y prefirió no ponerse a pensar en las posibilidades, se paró y con energías renovadas le dijo a Elpi.

– ¿Y qué estamos esperando? Sirve ese puré que ya tenemos que partir, ya estoy listo para el siguiente desafío.

Día 16:
Cuando te cierras a la posibilidad de confiar el alguien evitas que ese en quien pudiste haber puesto tu confianza la traicione y te haga daño, es bueno porque no sufres por eso, lo malo es que te pierdes de toda la experiencia positiva que queda de abrirte emocionalmente a otra persona, lo gratificante y liberador que puede llegar a ser, hasta ahora había estado en el primer grupo, pero a partir de ahora comenzaré a intentar lo segundo, principalmente gracias a un sueño que tuve (¿fue un sueño realmente?) y comenzaré a confiar mas en Elpi, después de todo el es el único ser vivo que he visto en este lugar, lo otro que debo resolver es qué se supone que espero encontrar cuando llegue a la salida, es un camino largo, ya tendré tiempo de pensarlo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: